¿Cómo será el público del 2030?

Continuamente hablamos de los cambios tecnológicos, y eso hace que con frecuencia nos olvidemos de los cambios de las personas. El hombre crea la tecnología, pero a su vez ésta lo modifica a él. Y como ninguna organización sobrevive si no hay personas que la elijan, el modelo AVC (Atraer, Vincular, Convertir) que creé junto a @RoiShahaf empieza por la definición del público. ¿Quiénes son las personas a las que se dirige tu oferta? ¿Qué es lo que valoran? ¿Cuáles son sus miedos, necesidades, deseos y motivaciones? Y más importante aún, ¿cómo éstas están cambiando?

Para saber cómo será el consumidor del futuro alcanza con imaginar cómo serán de adultos los bebés que nacen hoy. Sobre este tema habló Alexis Socco en FluMarketing Uruguay hace pocos días. Sostuvo que venimos de una época en que en el mundo occidental el protagonismo lo tenía o tiene el hemisferio izquierdo del cerebro, racional y analítico y estamos encaminándonos hacia una época en que el protagonismo pasará al derecho, donde prima lo visual y emocional y sobre todo el uso de la creatividad, originalidad e intuición. Y por lo tanto, las organizaciones deberán prepararse para ese mundo donde los jóvenes querrán trabajar en organizaciones horizontales y no con estructuras jerárquicas y querrán comprar productos donde lo que prime sea la experiencia mucho más que el tener.

El péndulo 2100

Esta concepción proviene de “El péndulo 2100”, un modelo filosófico para comprender los últimos 1200 años de la civilización para poder predecir los próximos 100. Y sostiene que hubo una alternancia en los hemisferios predominantes. En la Edad Media temprana, de 400 a 1000, la agricultura era la actividad predominante y la visión del mundo estaba controlada por el cerebro derecho, empático, receptivo, intuitivo, metafórico, humorístico. Durante la Alta Edad Media, entre los años 1000 y 1300 aproximadamente, el cristianismo se consolidó en Europa y a pesar de la visión religiosa, primó lo liberal, verbal, analítico. La época del Renacimiento, entre 1300 y 1700 fue un período artístico y creativo: La época de Leonardo Da Vinci, Miguel Angel, Botticeli. Con la Revolución industrial volvimos a priorizar todo lo que era aparentemente lógico y racional. Y de hecho durante esta época los economistas consideraban que el hombre tomaba sus decisiones de forma racional. Sin embargo nos estamos adentrando en una época en que lo analítico lo harán cada vez más las máquinas y el hombre potenciará aquello que aún le es propio y exclusivo: la creatividad y emoción. Vamos hacia un mundo que ya se está manifestando como más colaborativo, con una vuelta a lo exclusivo y artesanal, y al crecimiento de las manifestaciones artísticas y culturales.

¿Qué otras características tendrá este nuevo consumidor?

  • Será cada vez más ansioso y exigente por lo que estará dispuesto a pagar más con tal de ahorrar tiempo.
  • Será cada vez más sibarita y querrá que las empresas con las que intercambia lo conozcan a la perfección.
  • Tendrá cada vez más conciencia sobre el cuidado del medio ambiente por lo que elegirá productos y servicios que valoren lo mismo que él.
  • Seguirá cambiando el consumo de productos alimenticios donde lo meramente calórico pero no nutritivo dejará de tener valor. Comerse una canasta entera de chizitos que hasta ahora para muchos era algo absolutamente normal, probablemente en pocos años sea considerado «raro»como todo el exceso de azúcar. Por lo tanto si estás en esta industria, rápidamente deberás ir pensando en tu nueva oferta.
  • Estará compuesto por un gran número de personas que viven en hogares unipersonales, en ambientes pequeños, por lo que no querrán acumular cosas que no precisan.
  • Va a estar mucho más inclinado a suscribirse a productos y a servicios que a poseerlos y no usarlos.
  • Les importa poco la privacidad, no distinguen entre público y privado.
  • Serán aún más emprendedores que las generaciones actuales.
  • Querrán sentirse partes de comunidades.
  • Habrá un consumo más ético.
  • Comprarán cada vez más online y realizarán la intensa mayoría de las transacciones desde el móvil. ¿Se seguirán vendiendo billeteras cuando los billetes y monedas sean rarezas del pasado?

Julián Bulgheroni, VP para Latam de Kedge, una consultora especializada en diseño de futuros, dice, citado por La Nación que «cuando a lo normal no analizamos sobre una línea de tiempo de largo plazo nos damos cuenta de que sencillamente es una constante evolutiva relativa, que con el simple paso del tiempo, se modifica de forma diaria e imperceptible.» ¿Ya estás preparando a tu empresa para estos cambios? Conversemos!

Comparte en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print
IMPRIMIR
Share on whatsapp

¿Quieres crecer con nosotros?

Dejanos tu info y hablaremos pronto
Cerrar menú

¿Quieres conocer los 10 errores más comunes de marketing digital (y cómo evitarlos)?

Dejanos tus datos y te lo mandamos

Nosotros también odiamos spam.