El Modelo AVC

El modelo AVC ayuda a establecer un proceso para atraer personas, vincularse con ellas y convertirlas en clientes y embajadoras de la marca. Para visualizar su funcionamiento, los autores utilizan un spinner, esos juguetes “amansalocos” que estuvieron tan de moda hace unos meses, cuyas tres partes giran o se mueven en conjunto. Pero ponerlo en marcha en cualquier empresa u organización, se establecen nueve preguntas encadenadas:

ATRAER

1.¿A quién? Público

2.¿A qué? Oferta de valor

3.¿Cómo? Promesa y mensaje

VINCULAR

4.¿Cómo? Con contenidos.

5.¿Dónde? En uno o varios canales del Ecosistema Digital.

6.¿Para qué? Cuáles son los objetivos.

CONVERTIR

7.¿Para qué? Cuáles son los resultados esperados y cuáles serán mis indicadores de éxito.

8.¿Cuánto? Cuántos recursos voy a destinar.

9.¿Y después? Reiniciar el proceso para que los clientes vuelvan a elegirnos.

Cerrar menú
Contactanos!